Educación Niños

El valor de la amistad

La importancia de enseñarles lo valioso de la amistad a nuestros peques

Hace unos días viene circulando un corto de los ya geniales Pixar en el que durante 10 minutos nos mantiene pegados a la historia y con un lagrimón al borde de caer: “Kitbull”.

https://youtu.be/IotUXGaD_uM

En este corto, se lucen una vez con los mensajes que nos dejan dos bellos personajes, un pequeño e independiente gato y un maltratado perro.

Si bien el corto, en mi apreciación, deja, entre otros mensajes, el descarte de ciertos estereotipos, en este caso, el del pitbull como animal feroz o el gato negro como el animal de “mala suerte”, quiero enfocarme en el mensaje de amistad que transmite.

Dos personajes con una vida y un desarrollo emocional bastante diferente, logran ser amigos, darse la mano (o las patas) y vivir felices.

Pues si, la amistad es esencial en nuestras vidas y por ello es ideal poder fomentar en nuestros peques entornos en los que logren disfrutar de hacer amigos.

¿Por qué?

  • Somos seres sociales y las amistades nos permiten desarrollar habilidades sociales, fomentar la confianza y la autoestima, compartir alegrías o tristezas.
  • La interacción con otros niños, que se convertirán con el tiempo en amigos, permite que tus peques experimenten (en un entorno diferente al familiar) de emociones como la alegría, tristeza, el compartir, el enojo, incluso el rechazo o el miedo.
  • Niños con buenos amigos son más seguros, más cooperadores y tienen menos problemas a trabajar en equipo.
  • Una buena amistad es un elemento que fomentará en tus peques la habilidad para resolver conflictos con la finalidad de un objetivo común; desde lo más sencillo como es el jugar juntos, hasta apoyo emocional en situaciones más complicadas, como cambios de escuela, una mudanza, entre otros.

¿Cómo fomentar la amistad en los niños?

Si bien las habilidades sociales en los peques cambian conforme se hacen mayores, existen ciertas formas en las podemos ayudar a que nuestros peques valoren las amistades que van formando en el correr de sus años.

  • Ser un buen ejemplo. Ya sabemos que los peques aprenden de lo que ven en su hogar y que mejor forma de hacerlo si ven que sus padres cuentan con buenos amigos y cómo se comportan con ellos o valoran dichas amistades.
  • Fomentar la empatía. Hablando de situaciones diversas y permitiendo que tu peque te exprese sus opiniones sobre ello o sus sentimientos hacia dicha situación.
  • Cuidar de la amistad. Requiere dedicarle tiempo. Por ello, una buena forma de involucrarte en ello puede ser fomentar que los peques puedan compartir fuera del ambiente de clases, invitando a sus amigos a casa o quedar para jugar en el parque, por ejemplo.
  • Evitar juzgar o etiquetar a sus amigos. Los peques pueden verse bastante afectados por las posibles opiniones que tengas hacia sus amigos. Por ello es necesario que los escuches cuando te cuentan sus cosas, o los posibles problemas que puedan tener respecto a ciertas amistades. Y por supuesto, estar atentos a posibles malas influencias, pero evitando juicios negativos y críticas y por el contrario estar abiertos a la comunicación.